Beneficios para la Salud de la Albahaca

La albahaca es una planta muy utilizada en la cocina italiana. Pero además de ser una especia culinaria, la albahaca tiene mucho más que ofrecer que sólo su aroma y sabor sorprendente.

Beneficios para la Salud de la Albahaca y Usos Culinarios

Combate la Intoxicación por Alimentos en Mal Estado

La Albahaca ha demostrado poseer potente propiedades antibacterianas. Por tanto, añadir un poco de albahaca a los alimentos es una buena forma de protegerse frente a intoxicaciones alimentarias. Los aceites esenciales presentes en ésta planta son capaces de inhibir múltiples cepas resistentes a los fármacos como la bacteria E. coli. Ésta bacteria, presente en  alimentos contaminados, provoca calambres, diarrea y vómitos.

Destruye las Bacterias de la Tuberculosis

Un estudio demostró que el aceite esencial de albahaca, era capaz de matar las bacterias que producen la tuberculosis.

Analgésico Natural

El Eugenol, uno de los múltiples compuestos presentes en ésta especia, ha sido ampliamente probado como analgésico debido a su capacidad para suprimir la producción del cuerpo de la enzima ciclooxigenasa (COX), el mismo sistema por el cual funcionan los analgésicos más conocidos como ibuprofeno o paracetamol.

Equilibra la Tensión Arterial

Diversos estudios han puesto de manifiesto que la albahaca ayuda a mantener la presión arterial dentro de los límites correctos, evitando la hipertensión

Refresca el Aliento

Si quieres tener un aliento fresco tras cada comida, o tienes problemas de halitosis, consumir unas hojitas de albahaca o una infusión de planta, pondrá solución a tu problema.

Combate el Cáncer de Ovario

Un estudio demostró la capacidad de los compuestos de la albahaca para matar las células cancerígenas que causan el cáncer de ovario. Consumir albahaca en forma de especia con ensaladas o salsas, puede ser una proteción eficaz frente a ésta enfermedad.

Usos Culinarios de la Albahaca

Puedes añadir albahaca seca a sopas, guisos, platos de pasta y salsa de tomate. Si estás haciendo sopas, ensaladas, guisos, pesto, platos de pasta y salsa de tomate, agrégala siempre al final de la cocción. Lo mejor es añadir las hojas frescas justo antes de servir, ya que pierden su sabor y aroma en cuanto se calientan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.