El Oculto Ingrediente Alimentario Vinculado al Dolor Corporal y la Inflamacion

Uno de los aditivos más presentes en la comida envasada, diversas salsas e incluso en muchos alimentos llamados “orgánicos” es el carragenano o carragenina. Los carragenanos proceden de las algas, y se usan en la industria alimentaria para espesar o emulsionar muchos alimentos preparados.

Aunque podría parecer que los carragenanos son inofensivos para la salud ya que proceden de las algas, nada más lejos de la verdad. De hecho, los científicos le dan ésta sustancia a los animales que sirven de estudio para los medicamentos para el dolor. Gracias a la carragenina, les inducen dolor e inflamación.

Según un estudio científico realizado por el Dr. Joanne Tobacman, tan sólo 6 días de consumo de carragenos en animales, les produjo intolerancia a la glucosa, disparando los niveles de azúcar en sangre. En definitiva, éste aditivo es capaz por sí solo de producir diabetes en animales y seguramente, también en personas.

El estudio también dejó manifiesto que los carragenanos causan inflamación intestinal y sistémica a los animales. Puesto que la inflamación es una de los principales factores en la mayoría de las enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer o artritis, cualquier aditivo alimentario de uso común en la alimentación humana debería preocuparnos muy seriamente.

Según el estudio, los efectos de la carragenina en animales podrían extrapolarse a los humanos ya que  la dieta habitual de las personas incluye niveles de carragenanos suficientemente elevados para causar procesos inflamatorios y trastornos de la salud.

Fuentes de carragenina

  1. Leches y fórmulas para recién nacidos.
  2. Helados de crema
  3. Leche de almendras
  4. Leche de arroz
  5. Yogur
  6. Cremas para café
  7. Suplementos de proteína
  8. Gel de Aloe Vera
  9. Jugos envasados
  10. Pizzas
  11. Barras de chocolate
  12. La mayoría de alimentos envasados

Si quieres identificar aquellos productos que contienen carragenina, podrás identificarla fácilmente como E-407.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.